Historia

Aunque existen pocos estudios particulares sobre Tlaxiaco, Margarita Gaxiola, en su estudio "Huamelulpam" informa sobre Tlaxiaco, "el asentamiento inicial del sitio se sitúa alrededor de 400 a.C., es decir, durante el inicio del Preclásico tardío" en Mesoamérica. La ocupación total abarca un periodo de 100 años, hasta 600 d.C. Por su importancia estratégica fue codiciada por los aztecas ya que se ubica entre Coixtlahuaca y Tututepec, dos importantes señoríos mixtecos, por lo que fue invadida en varias ocasiones hasta convertirse en guarnición mexica.

Época Colonial

La invasión de estas tierras se realizó entre 1521 y 1522 por Francisco de Orozco y Pedro de Alvarado. Junto con Achiutla, Mixtepec, Chicahuaxtla, Ocotepec, Chalcatongo, Chicaba, Miquetla y Atoyaquillo fueron entregadas al encomendero Martín Vásquez. Entre sus principales evangelizadores se señala a fray Gonzalo de Lucero y Benito Hernández, la cual se inició por el año 1548.

Se conserva de esos años un convento dominico cuya construcción fue asesorada por Rodrigo Gil de Hontañón destacándose de ese monumento histórico lo que se denomina "Modillón dominico" (modillón es la ménsula o zapata que adorna por debajo a una cornisa), existiendo una copia exacta e igual en la iglesia parroquial de Santiago (ceceres).

Siglo XIX

Se le concede el título de villa el 1° de octubre de 1852, el 23 de noviembre se decreta heroica villa de Tlaxiaco y se le otorga el 7 de octubre de 1884 la categoría de ciudad. Se destaca la visita de don José María Morelos y Pavón en su paso a Acapulco, así como la batalla contra los franceses en el cerro Encantado, sede de los poderes estatales durante la soberanía de Oaxaca.